domingo, 10 de octubre de 2010


RUTA TURISTICA POR SETENIL DE LAS BODEGAS, TORRE ALHAQUIME, OLVERA                   10 de Octubre de 2010
DISTANCIA: 135 Km. Ida.                       
Tiempo: 9,30 horas.

Habíamos visto que el estado del tiempo no era el ideal para la practica del senderismo, así que decidimos realizar una visita que teníamos pendiente a estos pueblos más orientales de nuestra provincia.
Salimos de casa a la 9,30 de la mañana y la verdad que no presagiaba el cielo lo que habíamos visto en las informaciones pero teníamos ganas de hacer esta visita, así que hacia Setenil
Situada a una altura de 640 mts., con unos 3.250 habitantes, se dedica al cultivo del olivo y de los cereales, merece la pena ahondar en su historia.
Cogimos por la carretera de Ronda y al tomar el desvío hacia la izquierda por la N-342, pudimos comprobar en el mal estado en que se encuentra esta carretera, “malo no, malísimo”. Mejor coger una alternativa.
Aparcamos en la primera calle del pueblo y empezamos a andar, creemos que es la mejor manera de conocer sus calles, monumentos, paisajes, y si no, preguntamos, alguien nos contará algo.
Estamos sorprendidos por la genial estampa que nos presentan estas calles, el pueblo se haya dividido por el río Trejo, que en esta ocasión lleva poca agua. La sonrisa en nuestras caras refleja que lo que habíamos oído, no era tan ajustado a la realidad.
Desde la calle Cádiz nos dirigimos a ver las casas cuevas de Sol y atravesando el río vemos las casas cuevas de Sombra, ambas mantienen un equilibrio de temperatura durante todo el año.
Visitamos la Iglesia de la Encarnación, Calle Herrería, Calle Jabonería, Calle Canterería Alta y Canterería Baja, Barrio del Serrillo todas son singularmente bonitas y diferentes.
Hemos subido 101 escalones para llegar a la Ermita de Ntra. Sra. Del Carmen, que nos sirve de mirador para contemplar una bella estampa del pueblo. No nos dejará indiferentes por cuanto a cada paso vamos descubriendo algo nuevo, rincón, paisaje, monumento.
Con ánimos de volver y mucha hambre, nos vamos hacia Torre Alhaquime. Cuenta en la actualidad con una población de unos 880 habitantes que se dedican en su mayoría a la agricultura y en menor medida la ganadería.
Pasando por el monumento Natural Escarpes del río Trejo, una panorámica de erosión que se ha ido produciendo en la roca durante los años.
Una amable señora nos indica donde podemos aparcar al llegar al pequeño pero coqueto pueblo, sus calles algo desiertas quizás por ser domingo, una visita ligera por sus calles y llegamos al Corazón de Jesús, principio y final de nuestra visita a Torre Alhaquime.
En marcha de nuevo nos encaminamos hacia Olvera, tropezando con el Santuario de la Virgen de los Remedios, recién pintado nos ofrece un aspecto brillante para su Virgen Coronada por Monseñor Amigo.
En su área recreativa paramos a comer y después de descansar un ratillo ponemos rumbo a Olvera. Su población alrededor de 4.300 habitantes, dedicados en su gran mayoría al cultivo del olivo, cuenta con varias almazaras y cooperativas para su venta y distribución. Desgraciadamente sus gentes en gran mayoría se sienten más de Málaga que de Cádiz, poco se estará haciendo por evitarlo.
Población esta llena de incógnitas en su historia, pero no por eso menos interesante y grandiosa, Coronando la localidad, se encuentra la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación y su fiel inseparable castillo árabe.
Esta Parroquia, de Estilo Neoclásico, fue mandada a construir por el ducado de Osuna en 1822 sobre los cimientos de una pequeña iglesia de estilo gótico, de la cual existe parte de la fallada de uno de sus laterales. Su finalización fue en 1843 con unas obras dignas de una catedral.
Hoy nos hemos enterado que después de numerosas obras de reforma que se están realizando será declarada Basílica en el próximo mes de diciembre
El castillo árabe fue construido a finales del siglo XII, y en él comenzaba la muralla musulmana que rodeaba a la población de la cual se conservan los 7 contrafuertes que la sostenían. Uno de estos bloques conocidos como la Cilla, después de servir como cárcel local, granero y otros diversos usos, es ahora museo del pueblo en que se puede visitar la exposición permanente sobre Castillos y Fortalezas de los reinos nazaríes. Nosotros después de esperar en la Plaza de la Iglesia a que abrieran, entramos pagando 2 Euros por cabeza, pero desde luego hemos salido con muchas ganas de volver y dedicarle un poco más de tiempo, “muy, muy interesante” sus calles y monumentos.
Intentemos dentro de nuestras posibilidades entablar lazos de unión entre nuestros pueblos hermanos o cuando menos hablemos bien de ellos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada