domingo, 20 de febrero de 2011

SENDERO QUEJIGALES TORRECILLA
20 de Febrero de 2.011
DISTANCIA: 13 Km. Ida y vuelta                       Tiempo: 4,30 horas

Ni pensar podíamos que esta ruta de la provincia de Málaga, nos iba a dejar marcados de la forma tan maravillosa que lo ha hecho. Enorme belleza, bastante dura y el intento de llegar al punto más alto de la provincia, el Torrecilla con sus 1.919 metros, creo que no lo olvidaremos.

Un poco preocupado porque nos dijeron el día anterior que podríamos encontrar bastante nieve nos dirigimos a la 8 de la mañana hacia Ronda y através de la carretera de San Pedro de Alcántara, A-397, llegamos al acceso del Área Recreativa de Quejigales.

Tenemos que transitar durante unos 9 Km. por un carril a veces muy estrecho, donde extremamos las precauciones, el fuerte viento y la niebla no nos deja ver a más de 10 Mtros. Pensamos por algún momento que íbamos a tener que volvernos, “cosa imposible no hay donde dar la vuelta”. Así que con mi Lourdes durmiendo, y Petra agarrada al sillón y la cara descompuesta llegamos al aparcamiento.


Lo primero que vemos es un autobús ¿cómo habrá subido? Pero hay bastante gente, incluso varios ciclistas que se calientan en una barbacoa.
Aquí se encuentra el Refugio Félix Rodríguez de la Fuente, y en sus inmediaciones una zona de acampada propiedad de la Agencia de Medio Ambiente. Próxima a este itinerario se encuentra una de las cuevas más profundas del mundo, con más de 1.100 m. de profundidad, denominada sima GEMS.
Con unos 5º de temperatura, tenemos que abrigarnos “tipo cebolla” para poder ir quitándonos capas según vamos entrando en calor.

Nada más empezar el camino atraviesa el pequeño arroyo de Carboneras y nos sumerge en un bosque de majuelos con pinos de repoblación, todo esta tapizado por una arcilla resbaladiza, donde más de uno se da un traspié. Empezamos a ver los primeros Pinsapos.
Estamos en la denominada Cañada del Cuerno, una mágica ascensión entre Pinsapos con las formas más caprichosas y fantasmagóricas, algunos viejísimos destronados por la edad y la meteorología extrema, otros enormes sobresalen, sus copas ocultan lo que nos espera más arriba, pero la gratificante panorámica que nos da la enorme repoblación que se viene haciendo desde hace bastante tiempo son dignas de mencionar.

La senda durísima en algunos tramos nos recompensará con los paisajes más hermosos que cualquier senderista puede soñar. Las primeras manchas de nieve hacen su aparición y Lourdes corre para tirar sus primeras bolas.

La niebla es retenida entre los grandes Pinsapos y cuando pasamos por debajo de alguno es como si nos estuviera cayendo un buen chaparrón. Creo que recordaremos este entorno para siempre, la nieve, la vegetación, la niebla, algún rayito de sol que intenta acercarse es inmediatamente ocultado por alguna nube.

Toda la cañada esta rodeada por una semioculta alambrada para evitar que los animales sobre todo las cabras monteses destrocen los retoños de los Pinsapos, consiguiendo de esta manera que en algunos momentos no veamos ni las paredes de las enormes rocas.

¡Bueno, bueno¡ están llegando las rampas más duras y la nieve abunda tenemos que parar muchas veces, la respiración entrecortada es lo de menos, el frío es lo de menos, lo que pesa la mochila no importa, estamos supercontentos de haber llegado hasta aquí.

Pero ahora llega el momento de decidir, no tenemos el material necesario para seguir avanzando, cuerdas, grilletes, crampones, mosquetones se hacen preciso para una ascensión segura.

Resolvemos después de una breve parada comenzar la bajada, con la satisfacción de haber realizado nuestra primera intentona de hacer cumbre en el Torrecilla.
Han pasado unas tres horas desde el inicio de la subida y pronto llegaremos al área recreativa donde de mejor manera y con menos frío repondremos fuerzas.
Sin palabras
CARLOS Y PETRA MIEMBROS DE AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada