sábado, 16 de abril de 2011

SENDERO ARROYO PEGUERA LOMA DEL PADRON, 16 DE ABRIL DE 2011
DISTANCIA: 14 Km.
Tiempo: 4,5 horas

Para llegar al inicio de este sendero nos trasladamos por la carretera Jerez – Los Barrios, A-381, y en la salida 54 accedemos a la vía de servicio, una vez bajado el puente nos dirigimos a la derecha y después de unos 3 Km., llegaremos a una cancela que nos adentra en un carril.

Justo en frente hemos aparcado sin ninguna dificultad, esta zona es muy frecuentada por ciclistas de la comarca, pues en el inicio coincidiremos con el carril cicloturista Picacho-Peguera.


Desde el inicio será frecuente contar con la presencia de ganado vacuno, que se apartará ante nuestra presencia, no dificultando nuestro caminar.

No hay de momento ningún desnivel y atravesando un pequeño prado nos veremos inmersos en un hermosísimo bosque al que ha dado lugar el arroyo de Peguera.

Las plantas trepadoras se han apoderado de árboles y rocas, en muchos casos no se llega a distinguir ni las ramas.
Quejigos, algún Alcornoque y Alisos crecen como amarrados por las trepadoras, en algunos vemos autenticas lianas, una gran humedad nos rodeará dando un encanto especial a esta parte inicial del recorrido.

Pasado unos 45 minutos con fotografías incluido, nos vemos obligados a apartarnos del río y empiezan algunas rampas de no mucha pendiente, pero obtendremos unas fantásticas vistas del entorno.
A nuestra izquierda se encuentra un grupo de casas estamos en el puerto de la Azuela, un poco más tarde veremos una entrada de poste blancos que atravesamos y utilizamos para descansar y reponer.
El sendero con todo el viento del mundo dándonos de cara, nos deja ante dos cancelas de hierro, puerto del Membrillo y ciertamente hemos empleado dos horas y cuarto.

Aunque se encuentra cerrada con alambres, la cancela de la derecha será ahora nuestro rumbo, si nos fijamos hay unos palos a modo de encerrado de ganado por el que pasaremos.
Con un pequeño muro a nuestra izquierda avanzamos con inmejorables vistas, formaciones areniscas, barrancos, lomas, todo a través de un repoblado de pinos piñoneros, hasta que divisamos dos torretas de vigilancia.

Por hoy ponemos fin a nuestra ruta y comenzamos el regreso por el mismo camino. Procuraremos no molestar al singular ganado que se halla pastando a la hora de la siesta. 

CARLOS Y PETRA MIEMBROS DE AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada