sábado, 17 de septiembre de 2011

SENDERO TORRECILLAS SIERRA DE LAS NIEVES
17 de Septiembre de 2011
DISTANCIA: 21,4  Km. Ida y vuelta
Tiempo: 8 horas y media
Vamos a realizar el sendero más emblemático de los conocidos dentro del Parque Natural Sierra de las Nieves, no solamente por ser la máxima altura de la provincia de Málaga (1.919 metros) si no por su singular belleza, atractivos paisajísticos e infinidad de historias.

Salimos de casa a las 7,15 hacia Ronda donde paramos para desayunar, 8,60 Euros nos cuesta la fiesta, sin perdida de tiempo nos dirigimos por la carretera A-397 San Pedro de Alcántara, hasta la entrada del Parque hemos tardado 2,45 h., recorriendo 171 Km..
Lo normal es comenzar el sendero en el Área Recreativa de Quejigales, como habíamos hecho en el mes de enero, pero el acceso a los vehículos permanece cerrado desde el 15 de junio hasta el 20 de octubre por motivos de seguridad y es normal una joya como esta no hay mas remedio que cuidarla.
Una vez estudiada la situación decidimos que accederemos por la pista forestal hasta el Puerto de los Pilones, para de regreso bajar por la Cañada del Cuerno, bueno sólo serán unos 8 Km. más, que a buen seguro merecerá la pena.
El andar por esta pista se hace un poco agotador con tanta calor, pero me parece que aquí todos queremos seguir, así que la solución es beber mucha agua cuantas más veces mejor y aprovechar todas las sombras que nos den rocas y árboles.
Casi sin descanso hemos llegado al Puerto de los Pilones, aquí las vistas son espectaculares, ya vemos el Torrecilla, ¡¡uuuuuuuuufff!!, la Alcazaba, el puerto de los Valientes, cerro Abantos, en el margen izquierdo dejaremos las antenas de radio y seguiremos nuestra senda bien marcada y sin perdida, tan solo alguna duda en pequeños desvíos que solucionamos echando mano del GPS.
Encontramos enseguida un pozo de nieve de grandes dimensiones, en buen estado, afuera vemos las paredes que servían para hacer las cabañas de refugio.
El paisaje típico en zonas de alta montaña no deja de sorprendernos, grandes pedregales cubiertos por piornales y pinsapos aislados, a nuestra derecha el pinsapar de la Nava.
También estuvimos allí visitando el Pinsapo de las Escaleretas, dicen que es uno de los más grandes conocidos.
Pasamos ante quejigos muy desprotegidos a los que se le nota la acción del viento y el frío, no por eso menos hermosos y sorprendentes con formas fantasmagóricas y extrañas, observamos los vallados que la Junta de Andalucía instala para la repoblación.
Más agradable ahora el caminar aunque no menos pesado se abre ante nosotros una zona llana rodeada de torcas, llamada Hoyos del Pilar, aquí se encuentra la Sima GESM, 1.100 metros de profundidad y todavía se sigue explorando, acta solo para espeleólogos experimentados.
Cruzado estos paisajes llegaremos siempre por sendas marcadas hasta el pilar de Tolox, curiosa formación, con goteros de agua refrescante, en una de las cavidades vemos tallada la imagen de la Virgen de la Victoria, a la que como siempre algún vándalo se ha entretenido en partir, subo para ver estas covachas que podrían servir de refugio al pastoreo o senderistas.
¡¡Señoras y señores!!, estamos a los pies del Torrecilla, mejor no mirar arriba porque nos va a doler todas las cervicales. Y nos miramos y nos preocupamos y nos preguntamos y nos decimos…. por donde subimos “picha”.
Otra vez GPS y por allí, “venga es broma dice María”, no, no, por allí, vamos dice Petra, teniendo que salvar un desnivel de más de 200 metros, no queda más remedio que tomarlo con calma, mucha calma, baliza tras baliza, nos vamos animando unos a otros hasta conseguir hacer cumbre, 1.919 metros, duro, durísimo, pero conseguido, satisfechos y las increíbles vistas que se divisan hacen comprender al montañero más exigente que no cabe la menor duda “ha merecido la pena”, 5 horas y media de sendero maravilloso.
Podemos enumerar algunos de los pueblos avistados: Ronda, Málaga capital, Alpandeire, Pujerra, Juzcar, Paruta, Igualeja. Y cumbres como Mulhacén, Veleta etc. etc. fotos, fotos, muchas fotos.
Lourdes estaba deseando escribir en el Libro de Visitas de Montañeros, donde todos firmamos, luego lo guardamos en su “caja refugio”. Bueno, bueno, vamos recogiendo que nos vamos.
Descendemos con precaución, no dejando de admirar tan fantástico paisaje, cuando llegamos al “Chorrillo” del Pilar de Tolox nos refrescamos y decidimos seguir más adelante para comer, pues nos queda mucho trayecto de regreso y no queremos que se nos haga de noche. Cuando pasamos el Puerto de los Pilones, nos tiramos a la derecha por la Cañada del Cuerno, no solamente nos ahorramos kilómetros, si no por visitar un magnifico bosque de Pinsapos que merece la pena no perderse.
En un continuo zig-zag la cañada nos introduce en un impresionante pinsapar, ahora grandes árboles, retorcidos hacia uno y otro lado nos acompaña, las más diversas formas, algunos gigantescos, muy curioso observar como nuevas plantas progresan con fuerza buscando la luz que necesitan para crecer.
Toda esta zona esta protegida por un vallado cinegético evitando la entrada de grandes depredadores de plantas, sobre todo cabras, que acabarían con todos los retoños plantados, blanditos y apetitosos. Y entre charlas y risas se llega después de terminar los Pinsapos, al Área Recreativa de Quejigales, tenemos ocasión de reponer agua pues hemos acabado con los 9 litros que habíamos transportado.
Terminamos de nuevo en el carril que nos conduce hasta el coche donde nos descalzamos las botas y ponemos rumbo a casa. Nada más hemos salido a la carretera, cuando Lourdes y María ya están durmiendo. FELICES SUEÑOS.
CARLOS Y PETRA MIEMBROS DE AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada