martes, 30 de abril de 2013

SENDERO ARROYO PEGUERA-ARROYO DEL MEMBRILLO

DISTANCIA: 19,8 Km. Lineal y Circular  Tiempo: 6 horas y media

EN EL PUNTO DE INICIO, TODAVÍA CON POCA LUZ
Con nuestros compañeros de Al-Sendero, hemos realizado hoy quizás una de las rutas más sorprendentes de las muchas que se pueden efectuar en el P.N. de los Alcornocales, “bueno sin quizás”, ¡seguro!. En algún tramo por caminos inéditos, una autentica maravilla.
EMPEZANDO NUESTRO CAMINO, HACE FRESQUITO
Nos hemos trasladado a la localidad de Alcalá de los Gazules por la A-381 y en la salida 54 accedimos a la vía de servicio, giramos a la derecha y después de unos 3,5 Km., nos encontramos en la entrada del carril ciclo turista Peguera-Picacho.
LA BELLEZA DE ESTOS BOSQUES ES INDESCRPTIBLE
EN ALGÚN TRAMO LA VEGETACIÓN PASA DE UN LADO A OTRO DEL CAMINO, INCREIBLE
EL ARROYO DE PEGUERA
En un verde prado iniciamos nuestra ruta, donde algunos Fresnos nos reciben todavía con poca luz, caminamos por una pista al margen izquierdo del arroyo Peguera, este que derrama sus aguas en el embalse de Barbate ha dado lugar a la formación de un bellísimo bosque de galería.
UNA PERSPECTIVA DEL CERRO DEL LOBO
Las plantas trepadoras de hiedras y parras recubren los troncos de muchos árboles, llegando en algunos casos a sobresalir de estos; la humedad, el agua del arroyo y la inmensa sombra permiten que Alisos e incluso Quejigos den a la ruta un sorprendente aspecto.
CERRO DEL DIAMANTE Y CERRO DEL CHORREON
UNA ZONA INEDITA INEXPUGNABLE
EN ALGUNOS TRAMOS LA VEGETACIÓN NOS CUBRE
SIEMPRE AYUDANDO A LOS COMPAÑEROS A PASAR ALGÚN TRAMO DE DIFICULTAD
EN UN TRAMO DE PENDIENTE, ADMIRANDO EL BOSQUE

UNA ZONA BELLISIMA, DONDE TODOS DISFRUTAMOS

Dejando a nuestra derecha el Cerro del lobo, salimos de este entorno después de ver unas rocas tapizadas por musgos y líquenes, comienzan a hacer aparición muchos Alcornoques, la pista en suave pendiente nos conduce hasta el Puerto del Membrillo, después de pasar por las viviendas del Puerto de la Suela.
RETENCIONES AL CRUZAR EL ARROYO DE ARNAO Y LOS LAURELES
FOTO DE GRUPO
A partir de este momento caminamos por una estrecha senda a la izquierda del camino, permitiéndonos adentrarnos de nuevo por un bosque de Alcornoques salpicado de bellos Quejigos, con un matorral asociado de tojos, muchas aulagas, jaras y brezos, cruzamos en varias ocasiones el arroyo Membrillo, hasta llegar a un prado empinado donde decidimos desayunar.
EN UN AMPLIO TRAMO DESPUÉS DE SALIR DE LA ESPESA VEGETACIÓN
VOLVEMOS A ENTRAR EN ZONAS MÁS DENSAS
Tras un breve descanso, continuamos pasando varias angarillas llegando a un entorno maravilloso donde coinciden las aguas de la Garganta de Arnao con las aguas de la Garganta del Madroño, no exento de dificultad, pero con la ayuda de varios compañeros todos logramos pasar sin necesidad de mojarnos, junto a una lajas de areniscas nos hacemos la foto de grupo.
CRUCE DE CAMINOS DONDE NOS REAGRUPAMOS
PASO EN LA PISTA
EN ALGÚN MOMENTO SOPLÓ AIRE BASTANTE FRÍO
ESPERANDO AL RESTO DEL GRUPO
SIN PALABRAS UNA ZONA DE CUENTOS
ALCORNOQUES Y DENSA VEGETACION
PARTE DEL PRECIOSO CAMINO

ESTE AÑO DE FUERTES LLUVIAS ENCONTRAMOS ARROYOS POR TODOS LADOS
MAS VEGETACION
NUESTRAS REPORTARAS GRÁFICAS HARÁN LO IMPOSIBLE POR INMORTALIZAR CUALQUIER MOMENTO
NUEVA INSTANTÁNEA DE NUESTRAS REPORTERAS
BELLEZA INSUPERABLE 
UN QUEJIGO CON FORMAS APASIONANTES
MAS ALCORNOQUES
VAYA FORMA DE SOPORTAR EL EQUILIBRIO
Es el momento de proseguir nuestro camino, bellos paisajes nos van sorprendiendo a cada paso, frente a nosotros el Cancho de la Alcoba, paramos a refrescarnos en la fuente Albina de la Oliva y continuamos por la pista, llegamos a una encrucijada de caminos, el nuestro el de retorno nos situada en las laderas del cerro La Cantarera, que nos acompaña hasta cruzar algún arroyo.





LA BELLEZA DE ESTA ZONA ES DIFÍCIL DE DESCRIBIR

DE REGRESO POR LA PISTA DE PEGUERA
Creo que jamás estos Quejigos y Alcornoques habían recibido tantas galanterías por parte de senderista alguno. Pronto de nuevo en el Puerto del Membrillo ensimismados de tanta belleza, continuamos por la suave pendiente hasta la salida del carril donde habíamos dejado aparcado nuestros vehículos.
Y AHORA ALGUNAS FOTOGRAFÍAS MÁS, DISFRUTAD





CARLOS Y PETRA MIEMBROS DE AL-SENDERO