domingo, 7 de febrero de 2010

SENDERO CIRCULAR POR LA VERTIENTE SUROESTE DE LA SIERRA DEL PINAR BENAMAOMA
7 de Febrero de 2010
DISTANCIA: 6 Km.                       
Tiempo: 3,5 Horas
Domingo 7 de Febrero de 2010, nos hemos trasladado a la localidad de Benamahoma, muy conocida por su Fuente del Nacimiento; el río Majaceite tiene su nacimiento en sus alrededores y atraviesa en su recorrido  todo el valle, inundando todo a su paso, provoca un agradable frescor con aguas cristalinas y su vegetación ribereña. La actual carretera que nos conduce a Benamahoma no fue construida hasta los años 70, lo que la ha mantenido aislada a lo largo de su historia y le ha permitido conservar hasta nuestros días el encanto de la naturaleza en todo su esplendor.
El sendero que vamos a realizar es muy poco frecuentado en alguno de sus tramos, comenzamos en el centro del pueblo  después de aparcar nos dirigimos a la parte más alta donde se haya la segunda entrada, encontramos una marquesina de la parada del autobús.
Justo enfrente veremos un poste de señal de sendero que a través de una incinuosa subida nos llevará hasta un lugar fantasmal y mágico un viejo molino abandonado totalmente cubierto de higueras y enredaderas, merece la pena parar y disfrutar del lugar, pues hasta aquí venían antiguamente a refrescarse en las tardes calurosa de verano los lugareños según nos cuentan en el pueblo, aparte de otras historias.
Un poco más arriba una cascada de agua del arroyo Descansadero despliega su esplendor en una preciosa poza dando más belleza al paisaje, el cantar de los pájaros, el ruido del agua al caer y los intensos olores hacen de este lugar un encantador paraíso.
Continuamos a sabiendas de que todavía nos queda un largo camino por recorrer, tendremos con mucho cuidado que cruzar la carretera para dirigirnos siempre paralelos al arroyo hacia el área recreativa los Llanos del Campo.
Nosotros antes de llegar pero una vez atravesada la primera cancela, entraremos hacia la izquierda por una senda que habíamos frecuentado algunas ocasiones pero que hoy nos llevará hasta el final a través de un bosque mediterráneo, con preciosos ejemplares de encinas, quejigos, incluso Pinsapos, gran cantidad zarzas, palmitos, lentiscos y mucho tomillo.

Se convierte en un agradable paseo si nos lo tomamos con calma y vamos disfrutando del paisaje, en algunos momentos la senda casi se pierde pero no debemos asustarnos enseguida se retoma pasado unos metros. Aunque no sabemos diferenciarlos el sonido de multitud de aves nos acompaña en el camino y en cuanto divisamos la Sierra del Pinar los buitres sobrevuelan nuestras cabezas.
Llegando a un pequeño llano a nuestra izquierda descansamos para reponer fuerzas y disfrutar del entorno, estamos “maravillados”, reanudamos la marcha y antes de 15 minutos llegaremos a una angarilla que sobrepasaremos por el lado derecho saliendo al carril del sendero de acceso restringido del Pinsapar.
Pues bien cuando pensamos que ha sido magnifico, cuando vamos comentando que ha sido espectacular, que ha merecido la pena, es más grande todavía nuestra sorpresa pues empezamos a escuchar una caída de agua que en otras ocasiones no habíamos tenido la ocasión de ver cuando hemos realizado el sendero del Pinsapar.

Pero este año ha llovido bastante y “Los Cachones o Cahones” como algunos denominan despiertan nuestro interés, bueno no, nos conmueven con su estruendo pero sobre todo su belleza, el agua cae a raudales por todas partes, fría y cristalina baja por las laderas de la sierra y se nos muestra como hacia mucho tiempo no se veían.
Que nuestras lágrimas colaboren a aumentar el caudal de este arroyo del Pinar.
Un broche de oro, diamantes y platino para el día de hoy, nos merecemos un buen almuerzo que nos daremos en el pueblo de Benamahoma para colaborar al desarrollo de la economía local

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada