domingo, 26 de febrero de 2012

SENDERO CARRIL DE LA MAESTRANZA-LAS CANILLAS

DISTANCIA: 14,5 Km. Circular                       
Tiempo: 4,5 horas
Para el día de hoy hemos decidido realizar esta ruta sin compañía, es decir mi mujer y yo, porque, pues nos apetecía, llevábamos muchos kilómetros andando con el club y hoy es esto lo que decidimos.
Por la carretera de la Sauceda llegamos hasta el puente de Canillas, por el que se cruza el rio Hozgarganta, una antigua venta lugar de reunión antiguamente nos sirve de aparcamiento y nos preparamos para iniciar la marcha son las 10 de la mañana y el día es espléndido.
Desde la misma venta sale un carril que gira a la izquierda, dejando una vivienda a nuestra derecha, una pista forestal es el camino por donde transitaremos sin ninguna dificultad, al contrario las vistas son fantásticas vamos dejando el rio Hozgarganta a nuestra izquierda.
Vamos viendo Quejigos a nuestra izquierda y Pinos a nuestra derecha, llegaremos a un embarcadero para el ganado y enseguida cruzaremos el rio por un paso de hormigón, ahora veremos una angarilla enfrente y unas estancias a nuestra izquierda.

Cruzamos la angarilla y cuatro terneros nos miran recelosamente pero sin atisbos de moverse, ahora grandes quejigos ensombrecen nuestro andar, llenado todo de verdor y frescura, es una delicia.
Entramos en uno de esos bosques de galería que tanto aprecio le tenemos en todo el Parque de los Alcornocales, este lo ha ido labrando poco a poco el Arroyo de Moracha.
Ahora es el momento de desayunar, aquí, en plena naturaleza, sin escuchar voces ni ruidos, solo los propios de la madre naturaleza, soberbio el acogedor lugar, reponemos con nuestros manjares, luego sin ninguna dificultad, tan solo pequeños desniveles, caminamos hasta una vivienda en ruina.
Un cruce de carriles, nos hará dudar pero nosotros vamos hacia la derecha, subiendo quizás por el lugar donde más energía tendremos que aportar, vamos observando el barranco de la Matanza a nuestra izquierda.
Cruzando de nuevo el rio, que poca agua lleva, continuamos el recorrido y ahora observaremos una zona dedicada a la apicultura. 
Dejamos a la derecha una vivienda y de pronto unos venados se nos cruzan por delante, sin dar  tiempo de fotografiarlos, son rapidísimos.
Llegamos a una portal con una cadena y tenemos que buscarnos la vida por la derecha y arrastrándonos por el suelo.
Después de sobrepuestos continuamos unos metros más y ahora nos desviamos a la derecha, aquí paramos en una ruinas y más tarde me doy cuenta que se olvido el bastón, así que tengo que volverme a buscarlo, pero sin problema, pronto otro ramal con un llano pero nosotros a la izquierda. El alcornocal es precioso la pena que se encuentre tan seco.
Otra vez a la derecha y ya vemos los coches, vamos perdiendo altura rápidamente y sin descanso pasando por delante de una vivienda daremos por finalizada la hermosa ruta de hoy.
Bibliografía: Los Alcornocales. Guía del Excursionista. Editorial la Serranía
CARLOS Y PETRA MIEMBROS DEL CLUB AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada