domingo, 14 de marzo de 2010

SENDERO CIMA DEL CAILLO NAVAZO ALTO
14 de Marzo de 2010
DISTANCIA: 7,5 Km. Ida y vuelta                     
Tiempo: 5,5 Horas

No se como empezar esta crónica después de lo vivido, después de lo experimentado, situaciones y sensaciones, como diría… fantásticas fuera de serie, no se, hay que vivirlo para entenderlo.
Os aseguro que me va a costar tiempo decidirme para ver que fotitos colocamos pero lo vamos a intentar, os anticipo que este ha sido el tercer intento para coronar la cumbre de esta cima que tan solo con 1.395 metros engalana gran parte de nuestra sierra.
Nos vamos a la localidad de Benaocaz (Cádiz), entorno a 750 habitantes, que viven de la ganadería y alguna agricultura, en la parte más alta del pueblo, siempre tendremos la visión de la Ermita, nos dirigimos hacia los depósitos de agua, después de cruzar una cancela, estaremos permanentemente subiendo hasta llegar a lo más alto, “las vacas no nos han molestado nada”.
El camino no esta nada señalizado y es por lo que nosotros hemos tenido que intentarlo más de una vez, lo único que nos sirve de referencia desde abajo es un pequeño bosque al que tendremos que llegar en principio después de muchas subidas y esfuerzos.
Nadie puede decir que es sencillo al contrario las dificultades son muchas además el terreno se encuentra muy resbaladizo después de las numerosas lluvias de los últimos meses.
Buscaremos unos comederos de ganado y hacia la izquierda en continua pendiente siempre pegados lo más posible al murallón de la sierra del Caillo, iremos buscando no sin dificultad una reja en lo mas alto visible de momento en medio de una especie de “U” que forman las montañas.
Una vez que la crucemos y andando unos minutos vemos que nos vamos acercando al bosque y arriba al final imaginamos será la cima, nosotros a través del cauce de un arroyo casi seco la mayor parte del tiempo, conseguiremos llegar a la cumbre o eso esperamos.
Las vistas son inigualables, cinco pueblos, dos pantanos y un entorno paisajístico increíble, nos hace relajarnos, en algún momento se pierde toda señal de senda o camino, pero con un poco de imaginación y mucho valor tiramos para arriba “vamos a llegar” “si esta vez si”.
Hoy hemos visto bastante gente como nosotros realizando este sendero unos delante nuestra, otros detrás y algunos que se vuelven, no nos extraña “las pendientes se las traen cruditas”, lo mejor es parar y descansar un poco lo suficiente para no enfriarse y poder seguir.
Ahora si nos encontramos entre Quejigos y Encinas centenarias y curiosas formaciones de hierro rosado destacables sobre las formaciones Kársticas que invaden todo el terreno algunas veces nos vemos inmersos, rodeados de rocas de mil formas, nos sorprende la planta de “Lavanda” numerosa en algunos tramos.
Lo mejor entendemos es seguir sin desalentarse el cauce inicial del arroyo nos ayudará hasta el final, no dejamos de beber agua y comer chocolatinas almendradas, alguna naranja y manzanas para mantener el tipo en el  continuo esfuerzo que tenemos que realizar.
Llegando a un pequeño llano después de una penúltima subida, nos atrevemos a acercarnos con sumo cuidado a la Sima que tiene una caída vertical de más de setenta metros, y por un pequeño senderito en la izquierda esperamos llegar a la cumbre, han sido muchos los desniveles que hemos tenido que superar pero un último esfuerzo no nos lo quitan ni los buitres que sobrevuelan nuestras cabezas.
Vaya pedazo de frío, vayas vistas, que esfuerzo tan gratamente recompensado, estamos en el codiciado Vértice Geodésico de la Cima del Caillo, que se une a través de la Sierra del Peralto a la Sierra del Endrinal después de la fotitos de rigor decidimos bajar al llano para comer y emprender el camino de regreso que tampoco va ha ser nada sencillo.
Pero hoy estamos pletóricos, llenos de fuerza, muy contentos de haber realizado un sendero de los de más desnivel y exigente en todo el trayecto sin dudarlo ha merecido la pena el esfuerzo, haber mañana como estamos de agujetas.
ENLACE FOTOGRAFIAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada