viernes, 23 de julio de 2010

VIAJE ANERJA

Cansados de trabajar pero con mucho animo decidimos que a partir del día 23 al 25 íbamos a hacer un viaje a Nerja. Cogimos unos días maravillosos, y además pudimos visitar lo que queríamos.
Nerja es un municipio de la provincia de Málaga en la Costa del Sol, situada en la parte más oriental de la provincia a 52 km de la capital. Limita con los municipios de Torrox, Frigiliana y Cómpeta y la provincia de Granada. 
Salimos el viernes sobre las 3 de la tarde y llegamos sobre las 6 y media al “Camping de Nerja”, donde teníamos reservado un bungalow, que la verdad estaba muy bien, aunque un poco pequeño, para dos días bien. “Ojú, que delicadita son estas niñas”.
Bueno nos acompañan en esta ocasión las dos niñas. Cuando llegamos lo primero a la piscina y después fuimos a conocer la zona, estuvimos viendo unas calas maravillosas en Maro, rodeadas de cultivos hasta lo más alto de los acantilados.
Vimos también la pedanía y visitamos el acueducto que conducía el agua hasta la vieja fabrica de azúcar que sen encuentra en ruinas y después nos fuimos a Nerja, donde vimos el Balcón de Europa, nos comimos unas pizzas y un helado en la calle que estaba abarrotada de extranjeros, ecuatorianos tocando música relajante, que por cierto a papa se le antojó el CD y se lo compró “ja, ja, ja”, nos hicimos unas fotos con la estatua de el rey Alfonso 12, que fue el que declaró este pintoresco lugar como Balcón de Europa y vimos unas vistas maravillosas desde la balconada de unas calas impresionantes.
Tienen censados 22.167 habitantes. Y es curioso el dato que pudimos comprobar haciendo nuestra visita de que 6.663 habitantes son residentes extranjeros la mayoría ingleses. Nada más escuchamos hablar castellano a los ecuatorianos de la música.
La patata extratemprana y el aguacate, seguidos del olivo son algunos de los cultivos preferidos según nos han dicho. Los plásticos de los invernaderos se ven por todos lados, pueden estar contentos los nerjeños de vivir en tan espectacular rincón.
El sábado después de desayunar en el restaurante del camping, nos fuimos a Nerja a hacer el sendero del río Chillar, principal objetivo de nuestro viaje. La verdad que merece la pena porque durante prácticamente las 5 horas que hicimos de ida y vuelta, vas andando por esa agua cristalina y viendo esas pozas tan espectaculares.
Ya de vuelta al camping, paramos en el supersol para comprar frutas. Cuando llegamos nos duchamos y queríamos dar una vuelta pero surgió un problema nos encontramos con la rueda izquierda trasera pinchada, que cambiamos entre todos. Preguntamos y nos dijeron que un taller rápido podría haber en Vélez- Málaga en el centro comercial el Ingenio, fuimos hasta allí y luego dimos una vuelta a Frigiliana de la que nos esperábamos mas.
El domingo nos levantamos, desayunamos y las niñas a las 9 y media de la mañana ya estaban metidas en la piscina pasándoselo pipa.
Recogimos para dejar el camping y nos fuimos a las 10 a visitar las cuevas de Nerja que son indescriptibles por su grandiosidad pero todo preparado para el turismo 100x100.
Cuando salimos de las Cuevas visitamos los jardines, las tiendas…
Y ya de vuelta comimos en un restaurante, y a las 4 y media más o menos ya estábamos en casa, muy cortito, pero muy bien aprovechado.










P.D. Esto lo ponemos que después mama dice que nunca nos acordamos cuanto nos cuesta el viajecito. El camping 168,80 Euros IVA incluido, hubo que pagar el 50 % al hacer la reserva y luego hubo que poner 150 euros de fianza, que te devuelven cuando sales.     
Otra P.D. La redacción es de Papá, Mamá y Lourdes                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada