domingo, 13 de febrero de 2011

SENDERO CIRCULAR LA SAUCEDA
13 de Febrero de 2011
DISTANCIA: 12,5 Km.                       
Tiempo: 5 horas
Para realizar el sendero de hoy nos dirigimos a La Sauceda sobradamente conocida en muchos de nuestros relatos. Sin cruzar la puerta de este núcleo ambiental y situado a la izquierda una buena cancela abre paso hacia una pista en agradables condiciones. A través de ella trataremos de realizar un círculo de unos 12,5 Km., podemos disfrutar de lo lindo tomándolo con tranquilidad, no invirtiendo para ello más de 5 horas.
No hay ningún problema de orientación, tan solo nos dejamos llevar por la inercia de la propia marcha, pequeños desvíos pueden surgir a ambos lados pero no le prestamos ninguna atención en el día de hoy.
Como es natural Quejigos y Alcornoques nos van a acompañar durante todo el itinerario, las proporciones y las formas de algunos ejemplares nos sorprenderá. Lo que hace muy difícil escoger las fotografías que insertar.
En más de una ocasión paramos para recrearnos con tan bellas siluetas, una inmensidad que nos relaja, nos tranquiliza, nos da paz y nos llena de sosiego. Merece la pena acercarse y comprender mejor lo que algunos no somos capaces de narrar en estas líneas. A nuestra izquierda el Peñón del Buitre.
Vamos ganando altura y llegamos a los 750 mts. Para contemplar la sierra del Aljibe, el día que se pueda porque hoy disfrutamos de una niebla típica en estas sierras. 
Es este otro aspecto a destacar de esta zona, más fantasmal, diferente, mas atractivo, inolvidable. Tan solo más precaución. A nuestra izquierda el sendero que nos conducirá en su momento al canuto de los Monteros pasando por debajo del radar militar instalado en la zona.
“El alcornoque es un árbol típico de la cuenca mediterránea que ha adquirido adaptaciones singulares para sobrevivir en este clima. Posee raíces profundas para captar agua con mayor facilidad y las hojas son muy duras que impide el exceso de transpiración y por tanto la pérdida de agua a través de la superficie. Los canutos suponen auténticos bosques subtropicales, hoy día desaparecido del continente europeo salvo en Turquía y España. Estos valles excavados por los cauces fluviales están formados por laurel, rododendro, avellanillo, durillo, aliso, acompañados por acebo, y ejemplares de helechos poco comunes en nuestros bosques. La fauna que habita en estos arroyos está compuesta por mirlos acuáticos, martín pescador, aviones zapadores...”

Sin darnos cuenta llegaremos al deposito de agua punto de unión con uno de los itinerarios mas atractivos de todo este sector, la subida al Aljibe, buen momento para renovar fuerzas.
Seguiremos nuestra marcha y encontramos a nuestra izquierda una chorrera de agua a unos 15 minutos. Hasta hoy nos servirá para reponer y refrescarnos.
Es estupendo el sendero, la realidad que estos señoriales bosques se han calificado como la última selva mediterránea. Una jungla de árboles, troncos entrelazados, gargantas fluviales, canutos, componen un espacio protegido de 168.000 hectáreas, que lo llevan a ser una de las diez maravillas naturales de Europa.

Más de treinta millones de árboles forman el entorno que cualquier duende puede desear. Los helechos crecerán favorecidos por las condiciones de sombra y humedad, algunos llegarán a obtener 2 metros de altura.
Numerosos restos de antiguas construcciones delatan la presencia humana en estos lugares, llenos de cuentos y leyendas, en tierras de excelente cultivo. Un territorio tan bello que cautivará nuestros corazones, imágenes que se grabaran en nuestras mentes para hacerlas inolvidables.
En nuestro caminar un cartel nos anuncia el desvío a la Laguna del Moral, pero hemos desistido de acercarnos, el cansancio hace mella y esta claro que algunos senderos hay que iniciarlos más temprano.
Esperamos que pronto podamos volver para acercarnos a este privilegiado bosque, ahora regresamos através de las cabañas de La Sauceda hasta nuestro punto de inicio. No siempre se consiguen los objetivos marcados, pero no por ello desistiremos.
Lo realizado hoy es un sendero muy cómodo y para toda la familia, no cabe duda que este es un verdadero bosque de cuentos.
CARLOS Y PETRA MIEMBROS DEL CLUB AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada