martes, 6 de diciembre de 2011

SENDERO LLANOS DEL ENDRINAL

DISTANCIA: 7,5 Km.                       
Tiempo: 4 horas

Nos ha venido muy bien estirar un poco las piernas por este característico sendero de la Sierra de Grazalema, por el que tantas veces hemos transitado.
Normalmente aunque aparcamos el coche junto al Camping nos gusta subir por una vereda estrecha que se encuentra un poco más abajo con una portezuela que no se encuentra marcada, le llaman la senda del Pilón de la Sangre. (Si esta lloviendo es mejor subir por la Cañá)
Por este camino suben menos senderistas que por la Caña de Mahon, aunque en algunos  tramos la pendiente es un poco más dura, pero quizás más atractiva.


En poco más de media hora llegamos a un enclave con unas vistas privilegiadas de toda la sierra del Pinar, el embalse del Fresnillo, Grazalema y alrededores, aquí haremos nuestra primera parada, con un poco de suerte podremos ver la Cabras Montes.

Seguimos para entrar en un bosque de repoblación de los años 1.950-60, hacia la izquierda iríamos a la Cueva de las dos Puertas, nosotros giramos a la derecha y transitamos agradablemente hasta un cruce que de seguir nos llevaría a Villauenga del Rosario, nosotros giramos a la derecha y de inmediato las faldas del Reloj y El Simacón.

Llegaremos a un nuevo cruce, giramos a la izquierda dirección a los Llanos, la senda perfectamente marcada nos dejará en el Pozo de las Presillas, descansamos un momento y continuamos por una pendiente hasta el Puerto, donde una cancela que dejaremos cerrada nos encamina hasta un gran pozo de nieves recientemente restaurado.
Podremos ver fenomenales formaciones karsticas, quizás sea el momento de un buen bocata, disfrutando del paisaje. Varios panales nos informaran de estos fenómenos durante el trayecto. 

De nuevo en marcha en un cartel indicativo giramos a la derecha y llegaremos por una pendiente hasta el Pto. del Boyar, pero antes iremos a uno de los puntos más interesante de esta ruta el nacimiento del río Guadalete donde  un pilón permanece con caida de agua casi todo el año, zona que hasta ahora estaba sin desbrozar y pasaba desapercibida para mucha gente, merece la pena descansar y recrearse un rato.
Bajamos hasta una cancela y girando a la derecha circularemos por el sendero periurbano de Los Charcones, paralelos al cauce inicial del rio Guadalete llegaremos sin perdida hasta donde dejamos los coches. 
CARLOS Y PETRA MIEMBROS DEL CLUB AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada