sábado, 10 de abril de 2010


SENDERO CASA DEL RELOJ
10 de Abril de 2010
DISTANCIA: 6,5 Km. Aproximadamente ida y vuelta.                       
Tiempo: 5 Horas.

Bueno, ¿cómo empezamos?...
Buscamos La Casa del Reloj, refugio de montaña antiguamente utilizado para labores de pastoreo.
“Decíamos ayer”, en el Sendero de la Sauceda El Aljibe, que estábamos calentando para el día de hoy para este sendero de la Casa del Reloj, que ya hemos recorrido en dos ocasiones, voy a intentar no enrollarme mucho, por si alguien tiene prisa, pero, no, no, “Imposible”.
El día 17 de Enero de este mismo año, subíamos por estas mismas pendientes, pero el frío que hacia entonces, no tenía nada que ver con el día de hoy, calor que apacigua el fuerte viento refrescando el ambiente, en definitiva un día genial para la práctica del senderismo familiar.
Desde el Área Recreativa de la Covezuelas, en Villaluenga del Rosario (Cádiz) dejamos el coche bien aparcado, intentaremos siempre dejarlo de cara a la salida. Esta vez no cruzaremos el puente, si no lo hacemos por el cauce del arroyo que se encuentra totalmente seco, problema que persiste en tota la sierra, que a pesar de contar con uno de los índice pluviométricos mas alto de España, nunca tiene agua, de ahí la importancia de los “Qanat de Villaluenga” (estructura hidráulica de conducción de aguas) al que dedicaremos un apartado en cuanto tengamos tiempo.
Estaremos subiendo entre la Sierra del Endrinal a la derecha y Sierra del Caillo a la izquierda. Y ni que decir tiene que magno espectáculo, encinas centenarias y caprichosas nos abrigan en el primer Km. hasta que empezamos a divisar unos Chopos, donde se encuentran el abrevadero y pozo para el ganado que abunda en esta parte del recorrido, “parece que nos conocen se nos quedan mirando”, vacas, cabras cerdos, mula. Pues es verdad “correspondámosle con nuestro saludo”.
Estamos pisando lo que más tarde y con sus respectivos afluentes, será el río Guadares o Campobuche, que formará el Guadiaro en la Cueva del Gato. Además hoy hemos descubierto un segundo pozo cercano al cercado de los animales, decidimos refrescarnos y tomar aliento, para llegar al puerto de los Navazos 1.133 mtros. con suficiente fuerza. Primer escollo superado.
Mientras disfrutamos del espectacular paisaje Kárstico por excelencia, nos dirigimos hacia la portezuela que nos da acceso al puerto, y sin pensarlo nos dirigimos a nuestra derecha, pasamos la primera angarilla y en la segunda buscando el bosque de pino de repoblación, nos adentramos, nuestras piernas nos agradecen las suaves pendientes, el agradable aroma, el canto de los pájaros y la satisfacción de haber realizado quizás la parte más dura del recorrido, advertimos que son casi 500 mtrs de desnivel, pero no nos importa merece la pena.
El camino está perfectamente marcado tan solo tendremos la precaución de en los dos cruces que nos encontramos coger el de la derecha, ignorando todo los pasos de animales. Veremos un refugio con  techo de Uralita que ignoramos y continuamos hacia delante, pero aunque podáis, por favor no correr, tranquilos os va a dar tiempo de regresar.
Todo este camino que estamos recorriendo no es otro que el antiguo camino de Grazalema – Villaluenga, y aunque no esta catalogado, con un poco de orientación llegaremos a nuestro destino
Divisaremos el Reloj y el Simancón, llegaremos a un cruce que hacia la izquierda nos conduce hacia la Charca verde, así que tomaremos “otra vez” el de la derecha y en una hora aproximadamente estaremos en el refugio de la Casa del Reloj.
Son 1.320 metros de altura, pero el entorno es impresionante, magnifico merece la pena recrearse con los lapiaces y formaciones curiosas que descubrimos merodeando por la zona, “Al respirar, respira largo y profundamente, respira lenta y suavemente, respira la suave y dulce fragancia de la vida, llena de energía, llena de naturaleza, llena de amor, llorarás de alegría” hemos entrado en la casa y hemos dejado provisiones para futuros senderistas que puedan necesitarlas, algo de primeros auxilios y algo de comida.
Por si alguien había puesto en duda que existía, ahí la tenéis, muchos la buscan y pocos la encuentran.
Súper importante por favor recoger cualquier rastro de basura y llevárselo, pero ya es hora de volver, después de la fotos de rigor, emprendemos la bajada con precaución, nos recorre un cosquilleo por todo el cuerpo, satisfacción, orgullo, conciencia ambiental y una ultima idea ¿Y si nos quedamos a dormir una noche?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada